Taking too long? Close loading screen.

Consejos para entender el maridaje con comidas

Share:
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

El maridaje es el proceso de acompañamiento entre un alimento y el vino más adecuado para él. El término “maridaje” procede de la palabra latina maritāre que hace referencia al matrimonio. Precisamente el maridaje representa el matrimonio o casamiento armonioso de la comida y la bebida siempre con el objetivo de remarcar sus sabores.

Por esa razón, el maridaje es uno de los temas más importantes en el ámbito de la gastronomía y vinología para chefs, sommeliers y expertos de la mixología.

Sin embargo, tú no tienes de qué preocuparte. No hace falta pasar años y años estudiando para volverte el mayor experto a la hora de elegir un trago como comparsa de un platillo. Aquí mismo vas a conocer las reglas básicas para un maridaje perfecto.

 

  1. La regla de oro

Los vinos blancos maridan con pescados y los vinos tintos maridan con carnes rojas. Este es el precepto esencial cuando se marida. Seguramente tú ya lo has leído o escuchado antes, ya que es una norma ancestral, pero nunca dejó de ser verdad.

Principalmente el sabor amargo de los vinos tintos hace mancuerna ideal para carnes rojas, ya sea guisadas o ahumadas

Por su parte, la acidez del vino blanco balancea los alimentos salados o de textura cremosa.

 

  1. El orden en los vinos al maridar.

La secuencia es muy importante al momento de beber copas de diferentes vinos a lo largo de una misma sesión. Por regla general del maridaje, el vino blanco debe beberse antes que el tinto; el vino seco debe beberse antes que el dulce; y el vino joven, antes que el viejo.

Además, recomendablemente, dentro del mismo maridaje los vinos van aumentando su grado de alcohol paulatinamente.

 

  1. Empatía y contraste de los sabores

El maridaje es un proceso matrimonial, como dijimos al principio. La recomendación de los expertos es buscar una pareja compatible, igual que lo harías en tu vida amorosa

El vino tiene un origen frutal. Su sabor es naturalmente un poco dulce, por lo menos. Hay vinos con mayor o menor dulzura en razón del tratamiento que hayan recibido en su elaboración. Los que mantengan más dulzura serán un buen complemento para dulces, pastelillos y postres en general. No obstante, su sabor también realza el de los platillos salados por efecto de contraste.

El maridaje no es exclusivo de vinos, licores u otras bebidas alcohólicas, también puede disfrutarse con cafés e infusiones. Si quieres saber más al respecto da clic aquí.

 

Para terminar

Estos son 3 consejos que te ayudarán a entender mejor el maridaje. Pero no son reglas restrictivas, solamente recomendaciones para comenzar. Las opciones y combinaciones están abiertas para que experimentes y descubras los emparejamientos que más le agraden a tu paladar. Conforme tengas mayor experiencia podrás descubrir tus propias reglas para combinaciones de platillos y maridaje.

En San Marée esperamos que vengas con amigos y familia para que disfrutes de la comida de mar acompañada con el maridaje de los mejores vinos locales. Reserva aquí (link a formulario).

 

Fuentes:

San Marée

San Marée

San Marée es el punto en donde esas tres expresiones se mezclan, para dar lugar a una nueva experiencia en gastronomía.
Contamos con servicio de catering y salón ejecutivo para tus eventos.

Ir al Blog
Sobre Nosotros
× Reservar